EE.UU. guías VA Nueva York

Nueva York

No conozco a nadie a quien no le guste el chocolate. Ni dormir. Ni Nueva
York. Por algo será. Y si en algo coincidimos todos los que hemos
pasado por esta ciudad es en la sensación que hemos traído de de querer
volver. Porque siempre sabe a poco. Porque es un viaje que siempre se hace corto. Porque tiene demasiado que ver y vivir. Aprovecho la escapada que María y Nano van a hacer en unos días a Nueva York para compartir con todos vosotros una buena manera de organizarse para
sacar el máximo partido a vuestros días en esta ciudad. Nosotros volveremos… muy pronto 😉

Primer día: tras aterrizar literal y metafóricamente, nada mejor que cenar y dar paseo por Times Square para un primer contacto con la ciudad. Para cenar en esa zona una buena idea puede ser Tony’s Di Napoli, comida de calidad y enormes raciones (147 W 43rd St)

Segundo día: visita a dos grandes rascacielos, Empire State (merece la pena subir y disfrutar de las espectaculares vistas) y Flatiron. Cuando terminéis podéis coger el barco a Staten Island (gratis) desde el que veréis la Estatua de la Libertad. Podéis comer en el restaurante italiano Cipriani (www.cipriani.com) algo caro pero muy bien decorado y con buena cocina. Para bajar la comida un buen paseo por Wall Street y la Zona Cero para ver algunas de las iglesias de esa zona. Podéis aprovechar para hacer unas compritas en Century 21. No son los mejores grandes almacences de EE.UU. pero están justo en esa zona. Después de un rato de descanso en el hotel nosotros salimos a cenar a The View, un restaurante giratorio en el que a pesar de las vistas y de la emoción inicial terminamos un poco mareados.

Tercer día: podéis empezar el día dando un paseo por la 5ª Avenida para terminar cruzando el puente de Brooklyn donde tomar un aperitivo. A continuacuón os recomiendo comer en Brooklyn en el restaurante Peter Luger, carne buenísima y muy bien de precio. Por la tarde Chinatown, Little Italy y vuelta al hotel dando un paseo por Soho. Para cenar, Balthazar, un restaurante francés estupendo aunque algo ruidoso.

Cuarto día: el domingo nada mejor que ir a misa en Harlem para escuchar un coro gospel. A la salida podéis dar una vuelta por Central Park y, si el tiempo os lo permite, tomar una cerveza en una de las terrazas del parque. Allí cerquita, a unos cinco minutos, encontraréis el mítico Grays Papaya donde no podéis dejar de probar uno de sus famosos perritos calientes (en Broadway con la 72). El resto del día las opciones son muchas, desde visitar uno de los grandes museos de la ciudad como el MOMA o ir a un musical. Para terminar si os cuadra la zona os recomiendo el restaurante Hearth.


Quinto día: si os apetece dedicar un día a ir compras nada mejor que uno de los outlets a las afueras de Nueva York (si os dais de alta en la web http://www.premiumoutlets.com/ tendréis algunos descuentos adicionales). Podéis alquilar un coche para ir o bien coger uno de los autobuses que llevan hasta allí. Al volver a Manhattan podéis acercaros a Rockefeller Center antes de cenar.
 
Sexto día: día de recogida, últimas compras y vuelta a España.

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply
    Imma
    diciembre 4, 2013 at 10:18 pm

    🙂 me encanta todo! las ideas de cada día y tus fotos!
    preciosas!

    me muero de ganas de volver a esa ciudad!!

    muaa!

Leave a Reply